Ir a Contenido
Logo Bogotá para todos

SECRETARÍA DISTRITAL DE GOBIERNO

Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

Se habilitaron 23 zonas especiales en Bogotá para que el comercio formal e informal puedan recuperar su economía en navidad

Sábado, Diciembre 5, 2020
Se habilitaron 23 zonas especiales en Bogotá para que el comercio formal e informal puedan recuperar su economía en navidad
  • Ell Distrito habilitó 23 nuevas zonas para ayudarles al comercio informal y formal a recuperar su economía en esta navidad. Algunas serán peatonalizadas temporalmente en sectores como San Victorino, el 20 de Julio, el Parque Nacional y las zonas de comercio tradicional en Usaquén y Fontibón.

  • También se iniciará un Plan Piloto de identificación con código QR para que los  vendedores informales autorizados por el IPES esten plenamente identificados y que las autoridades que estén haciendo control en el espacio público pueda verificar su permiso. 

  • Los vendedores informales interesados en comercializar sus productos, deberán inscribirse antes del lunes 7 de diciembre en la plataforma www.ipes.gov.co.

  • 2.700 cuidadores del espacio público estarán en diferentes localidades de Bogotá realizando jornadas de sensibilización y orientando a vendedores y compradores en medidas de autocuidado y prevenir el riesgo de contagio de COVID19.

  • Se entregarán 50 mil kits de bioseguridad (con elementos como tapabocas y gel antibacterial)  con el fin de evitar que se ponga en riesgo su salud y la de los compradores.

La Secretaría de Gobierno de Bogotá, en coordinación con las Alcaldías Locales y el IPES, dieron inicio al Plan de apoyo para la recuperación económica de los comerciantes, pero con varias medidas que deberán cumplir para cuidar su salud y la de su clientes. 

Se peatonalizarán de varías calles de Bogotá en zonas populares:

  • San Victorino (calles 10 y 11, entre carreras 13 y 10). 

  • Veinte de Julio (Calle 27 sur, entre carreras 8ª y 5ª y Carrera 6, entre calles 27 y 25 sur).

  • Usaquén (Carrera 6A, entre calles 120 A y 116)

  • Fontibón (Calle 17A, entre las carreras 99 y 100) 

  • Parque Nacional a lo largo de la Calle 36, desde la Carrera 5 a la 7. 

A la par se iniciará un Plan Piloto, con el IPES para que vendedores informales  estén plenamente identificados con su documento con código QR; de tal manera que cualquier autoridad que adelante control en el espacio público y requiera verificar si está autorizado y ubicado en el lugar acordado con el IPES, lo pueda hacer.

Los vendedores informales que quieran acceder a estos espacios dispuestos para la temporada navideña, deberán inscribirse antes del lunes 7 de diciembre en la página www.IPES.gov.co y cumplir con requisitos como vivir en la localidad donde a trabajar y ser mayor de edad, entre otros. Los beneficiarios serán escogidos en coordinación con las Alcaldías Locales para que puedan trabajar plenamente identificados.

“Esta pandemia ha dejado muchas personas sin empleo. Los vendedores saldrán a la calle a buscar el sustento para sus familias, pero deben hacerlo de manera organizada. También les vamos a exigir porque el espacio público es de todos los que vivimos en Bogotá. Esto requiere de inteligencia colectiva y de autocontrol de cada ciudadano. Por eso desde ya nos estamos preparando para habilitar estas zonas y haya más espacio para que las ventas se hagan  de manera segura” indicó Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno.

Vigilancia estricta al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad 

Los vendedores podrán trabajar esta temporada pero cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad y autocuidado. La Secretaría de Gobierno con las alcaldías locales entregará 50 mil kits de bioseguridad a estos comerciantes, compuestos por tapabocas y gel antibacterial, y desplegará 2.700 gestores de espacio público en las diferentes localidades, quienes estarán dialogando y haciendo jornadas de sensibilización con vendedores y compradores para garantizar que se cumplan las medidas de autocuidado.

No se permitirá la utilización de ningún mobiliario estático o anclado en el espacio público. El mobiliario debe tener unas dimensiones que en ningún momento pueda obstaculizar o bloquear el paso de peatones