Ir a Contenido
Logo Bogotá para todos

SECRETARÍA DISTRITAL DE GOBIERNO

Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

'Política Pública de Libertades Religiosas es un triunfo de las comunidades de fe', Secretario de Gobierno

Martes, Mayo 8, 2018
Secretario de Gobierno, Miguel Uribe Turbay

Por primera vez en la historia, Bogotá cuenta con una Política Pública de Libertades fundamentales de religión, culto y conciencia. Una apuesta de la alcaldía de Enrique Peñalosa que, a través de la Secretaría Distrital de Gobierno, busca garantizar los Derechos Humanos y reconocer la diversidad y pluralidad religiosa en la ciudad.

“Creemos en el valor de las confesiones religiosas y de la dimensión espiritual como un referente de la dignidad humana. Por eso reconocemos esta nueva Política Pública como un triunfo del trabajo que por años han tenido estas comunidades”, aseguró el secretario de Gobierno, Miguel Uribe Turbay.

Con esta política, la Alcaldía Peñalosa busca fomentar el respeto por las diversas creencias y, de esta manera, prevenir y reducir la vulneración o amenaza contra líderes, lideresas y la ciudadanía. De hecho, uno de los objetivos es disminuir la intolerancia fundada en la religión, teniendo en cuenta que, de 517 líderes religiosos, un 84 por ciento aseguró haber vivido casos de discriminación en 2016, según la Universidad Nacional.

La Política Pública la construyó la Administración Distrital junto a más de 500 líderes de 40 confesiones religiosas, a través de 116 encuentros. El Secretario de Gobierno aseguró que en Bogotá tener una religión y practicarla debe considerarse un Derecho Humano y quien la defienda debe reconocerse como un defensor de Derechos Humanos.

“Este es un reconocimiento de que sí es posible construir en medio de la diferencia y de armonizar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) con el desarrollo de la actividad religiosa”, aseguró Olga Lucía Velásquez, representante a la Cámara por Bogotá.

Uribe Turbay resaltó el trabajo de las organizaciones de fe con la población vulnerable y cómo a través del trabajo con la Administración Distrital se busca tener mayor alcance y potencializar su trabajo. “Hay una voluntad política hacia las iglesias y ahora viene el reto de desarrollar acciones a través del Comité de Libertad Religiosa”, agregó Jairo Cardozo Salazar, concejal de Bogotá.

Con este comité, la ciudad consolidará planes de acciones concretos para materializar esta iniciativa. Un reto que permitirá contar un presupuesto y que se concertará con los diversos actores religiosos de la capital.

Como parte de los objetivos de esta política, la Secretaría de Gobierno trabaja con organizaciones de fe para eliminar la violencia contra niñas, niños y adolescentes. Con esta plataforma interreligiosa se busca unir esfuerzos para crear iniciativas en pro de los más pequeños.

Monseñor Jaime Mancera, de la iglesia católica, afirmó que el desafío es alcanzar un punto de encuentro entre las diversas creencias, mientras que Marcos Peckel, de la Confederación Comunidades Judías de Colombia, explicó que el reto es que la religión sea vista como una forma de ver y vivir la vida.