Ir a Contenido
Logo Bogotá para todos

SECRETARÍA DISTRITAL DE GOBIERNO

Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

Distrito les devuelve 1.500 metros cuadrados de espacio público a los bogotanos

Viernes, Febrero 8, 2019

Ventas informales estaban ubicadas frente a la cárcel de La Picota. Algunas personas que se encontraban en este punto aprovechaban su cercanía con el penal para cometer actos delictivos.

Otras ventas informales se ubicaban en un parqueadero privado.

 La Administración del alcalde Enrique Peñalosa intervino, en la madrugada de este viernes el entorno público para impedir que se ubicaran los vendedores informales con carpas semiestacionarias y casetas que ocupaban ilegalmente el espacio público, frente a la cárcel La Picota, ubicada en la localidad de Rafael Uribe Uribe.

Este entorno público fue declarado zona especial de seguridad porque allí se ubica la Escuela de Artillería "Carlos Julio Gil Colorado" y la Cárcel la Picota. En el lugar se ofrecían los servicios de fotografía –un trámite que antes exigía el centro penitenciario-; también se cuidaba a niños que acompañaban a visitantes de los reclusos, se guardaba ropa, se preparaba y se comercializaba alimentos sin cumplir las normas mínimas de salubridad.

"Para la preparación de alimentos los vendedores informales usaban pipetas a gas que pueden alterar el orden público del sector, teniendo en cuenta el suceso ocurrido en el mes de enero en la Escuela de Cadetes General Santander. El Distrito a través del Instituto Para la Economía Social (IPES)  ofreció todas las alternativas de empleabilidad, reubicación y emprendimiento a todos los vendedores informales que se ubicaban en el sector", manifestó Alejandro Vargas Pinzón, alcalde de la localidad de Rafael Uribe Uribe. 

El Distrito protege el espacio público al impedir que se instalaran las 20 casetas y 18 carpas semiestacionarias, devolviéndole así 1.500 metros cuadrados de espacio público a los bogotanos.

Asimismo, en un trabajo interinstitucional, las autoridades detectaron que algunos de los puestos informales eran utilizados para la comisión de actos delictivos. Entre ellos, tráfico de estupefacientes y extorsión.

De acuerdo con la más reciente caracterización del Instituto para la Economía Social (Ipes), que se realizó en enero de este año, en el punto se ubicaban un total de 37 vendedores informales.

La jornada de recuperación de espacio público fue liderada por La Secretaría de Gobierno, la Defensoría del Espacio Público de Bogotá y la Alcaldía local de Rafael Uribe Uribe y contó con el acompañamiento permanente de la Personería, la Policía Metropolitana de Bogotá y el ICBF.