Ir a Contenido
Logo Bogotá para todos

SECRETARÍA DISTRITAL DE GOBIERNO

Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Usted está aquí

Alcaldía de Bogotá les devuelve la tranquilidad a los ciudadanos con intervención en la carrera Décima

Jueves, Julio 25, 2019

La Alcaldía de Bogotá intervino, en la mañana de este jueves, la carrera Décima, entre calles Sexta y 24, en el centro de la ciudad, donde se ubicaban ventas informales que impedían el paso de los ciudadanos y que ponían en riesgo la integridad de los peatones. 

“Dentro de las limitaciones que impone la ley, nosotros tenemos que tener una ciudad limpia, ordenada porque eso es fundamental para que haya seguridad. En algunos sectores del centro se había presentado una ocupación desbordada de vendedores informales que estaba impidiendo caminar, generando inseguridad…. Por eso esta mañana ordené un operativo muy importante para recuperar el espacio público en la carrera Décima”, explicó el alcalde Enrique Peñalosa.

En este punto, los andenes estaban inundados por puestos con todo tipo de mercancía -prendas de vestir, calzado, artículos usados, alimentos preparados, libros, entre otros-. 

“La Alcaldía de Bogotá realiza una gran intervención de espacio público en la carrera Décima, donde se venía dando una ocupación del espacio público durante años. Más de 1.400 vendedores habían ocupado el sector y los establecimientos formales, que pagan impuestos, nos venían demandando la intervención, por lo que ellos consideraban una competencia desleal respecto a la actividad que ejercen”, señaló el secretario de Gobierno, Iván Casas Ruiz. 

Gracias a la intervención, los ciudadanos reciben una zona transformada para transitar, de manera fácil y ordenada. “Son 24.000 metros cuadrados de espacio público que le estamos devolviendo a todos los habitantes de Bogotá. Ahora estamos invitando a los vecinos del sector, empresarios y comerciantes a que se unan a nuestros mecanismos de sostenibilidad”, precisó Nadime Yaver, directora del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (Dadep). 

Durante la jornada, se adelantaron once incautaciones y se impusieron 18 comparendos por infringir el Código Nacional de Policía y Convivencia. Las autoridades, además, destruyeron 133 kilogramos y 5,5 litros de alimentos no aptos para el consumo humano. 

Asimismo, se hicieron un total de 276 sensibilizaciones a vendedores formales e informales. 

También una persona fue capturada por venta de libros piratas en el espacio público y dos menores fueron trasladados al centro zonal del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf). 
        
Riesgos para la ciudadanía motivaron operativo

Además de la solicitud de los vendedores formales, la venta de elementos de dudosa procedencia y de contrabando, así como la piratería, alertaron y llevaron a las autoridades a adelantar la intervención. 

La recuperación de la zona también se dio por la presencia de 22 cilindros de gas que eran utilizados para la preparación de los alimentos y que se convertían en un inminente riesgo ante posibles explosiones o accidentes.

A través del Instituto para la Economía Social (Ipes), de la Alcaldía de Bogotá, se estableció que en la zona había un total de 1.448 vendedores informales (545 mujeres y 903 hombres), quienes fueron identificados y caracterizados. De ellos, 765 mostraron interés en acogerse a alguno de los programas que les ofreció el Distrito durante cuatro jornadas que comenzaron en el 2016 y se extendieron hasta este año.

“Ofertamos alternativas a los vendedores informales que ocupaban el espacio público en el centro de la ciudad. Así la Alcaldía de Bogotá reafirma su compromiso con la entrega de diferentes alternativas para su bienestar, con el fin de garantizarles espacios dignos y seguros donde puedan comercializar sus productos”, agregó María Gladys Valero, directora del Ipes.

Se les informó sobre la posibilidad de hacer parte de ‘Antojitos para todos’, capacitación y formación complementaria para la vinculación laboral, con el apoyo del Sena, ferias institucionales, apoyo en el emprendimiento y fortalecimiento a unidades productivas y reubicación en centros comerciales. 

Con este trabajo interinstitucional, que contó con el acompañamiento de la Personería Distrital, no solo se les devuelve la tranquilidad a las personas que visitan el centro de la ciudad, sino que además se les da un golpe contundente a los grupos delincuenciales dedicados al hurto y al negocio del microtráfico, así como a las mafias que alquilan el espacio público. 

De acuerdo con las autoridades, durante el primer semestre de este año, se registraron 869 hurtos a personas, lo que representa un incremento en 28 casos, en relación con el mismo período del 2018, y se reportaron más de 900 confrontaciones violentas.